El Bosquecillo

Uno de los miradores más populares de Lanzarote, sobre los acantilados de Famara

El Bosquecillo es uno de los miradores naturales más populares de Lanzarote, situado sobre los imponentes acantilados de Famara.

El entorno del mirador es un festival de colores, con las diversas tonalidades de la aridez volcánica tan característica de la isla, el verde de los arbustos que salpican las cumbres, y el azul intenso del mar en contraste.

El Bosquecillo es uno de los pocos rincones al aire libre orientados al ocio en familia en el norte de Lanzarote, y además de poder disfrutar de las vistas, aquí encontrarás mesas y bancos de madera, barbacoas de piedra y espacios para juegos infantiles.

Las vistas

Desde esta atalaya se observa, a un lado, la isla de La Graciosa y el resto de islotes que componen el archipiélago Chinijo, y al otro, el Risco de Famara, la espectacular playa que se encuentra a sus pies, y gran parte de la costa occidental de Lanzarote.

Unas vistas espectaculares que cuentan con el azul del océano Atlántico como telón de fondo.

Cómo llegar

Se puede llegar en coche a través de la carretera LZ-10, que une la Villa de Teguise con el pueblo de Haría.

También es muy popular la ruta de senderismo que parte desde Haría y finaliza en El Bosquecillo. Es una ruta sencilla, en ascenso, y de poco más de 6 kilómetros, célebre por las vistas que ofrece el recorrido. Si te gusta el senderismo, la ruta Haría-El Bosquecillo es una apuesta segura.

Actividades y Tours

Extra Lanzarote