El Archipiélago Chinijo es un pequeño archipiélago, catalogado como espacio natural protegido, situado al noroeste de Lanzarote.

Chinijo lo componen cinco pequeñas islas; Montaña Clara, Alegranza, Roque del Este, Roque del Oeste y La Graciosa, de las cuales sólo esta última se encuentra habitada.

La Graciosa es la isla principal de este pequeño y curioso archipiélago, y sólo se encuentra habitada en las zonas más cercanas a la costa de Lanzarote, Caleta del Sebo y Pedro Barba, con apenas 600 habitantes.

El resto de islotes se encuentran deshabitados y su visita no es sencilla, pues existen condicionantes un tanto restrictivos debido a su carácter de espacio protegido, aunque, excepcionalmente, se organizan excursiones para actividades muy concretas.

Son islas que en un principio llaman la atención por estar deshabitadas, pero además de eso son islas con una gran diversidad de fauna y flora, donde el entorno natural se encuentra en un estado absolutamente virgen.