La Cueva de los Verdes se sitúa en el municipio de Haría, al norte de Lanzarote, en el entorno del Malpaís de la Corona.

Se encuentra en el interior de un espectacular túnel volcánico de 6 km. de longitud fruto de las erupciones del Volcán de la Corona. Además de la Cueva de los Verdes, en el interior de este túnel volcánico también se encuentra Jameos del Agua que, sin duda, también merece ser visitados.

Se encuentra acondicionado, respetando su valor natural, para su visita desde mediados del siglo pasado, contando en su interior incluso con un auditorio que se mimetiza con la cueva, así como con distintos rincones de ámbito cultural como la sala de las estetas, la garganta de la muerte o la puerta mora.

Se puede acceder a las distintas grutas a través de una apertura consecuencia del derrumbe de una parte del techo de la galería.

Horario

Todos los días.
De 10:00 a 18:00 h.

Precio

Adultos: 9€
Niños: 4.50€

Ubicación

Municipio de Haría.
Ver Mapa.

*Precio para residentes: 4,50€ adultos; 3,50€ menores

El interior de la Cueva

En el mayor tubo volcánico del mundo

cueva de los verdes lanzarote
Alrededor de un kilómetro del total de seis que componen el túnel pertenecen a la Cueva de los Verdes. Este kilómetro de recorrido está compuesto de una red de galerías conectadas entre ellas y acondicionadas para su visita, respetando su valor natural, desde mediados del siglo XX. El enrevesado y sensacional recorrido se puede realizar por completo en unos a 50 minutos.

cueva verdesLa sensación de adentrarse en el interior de la Tierra es única, y hacerlo a través de este túnel volcánico una experiencia inolvidable. El interior de las galerías alcanza los 50 metros de alto y cuenta con unos corredores bastante amplios. La singularidad de este túnel reside en su palpable origen volcánico; recorrer los canales de lava u observar la espectacularidad de las estalactitas de magma, junto a los curiosos depósitos salinos y el resto de formaciones magmáticas es una aventura que, si visitas Lanzarote, no deberías perderte.

Son también reseñables los colores que acondicionan el circuito de la gruta, dando una sensación de majestuosidad a bóvedas y paredes. Amén del color rojizo consecuencia de la oxidación del hierro, o las diferentes tonalidades fruto de los reflejos de luz sobre las salinas. En el interior la temperatura es agradable al mantenerse en torno a los 20 grados.

Aprovechando la visita

Los alrededores de la cueva

La visita a Cueva de los Verdes, sin duda, debe de ir acompañada de la visita a Jameos del Agua, pues ambos se encuentran dentro del mimo túnel volcánico y ambos merecen ser visitados. Además, al norte de este destino se encuentra Mirador del Río, un mirador camuflado en el terreno y que ofrece unas magníficas vistas al Archipiélago Chinijo. Sin olvidar los magníficos y tranquilos pueblos del norte de la isla; verdaderos antídoto contra el estrés.