La Iglesia de San Ginés se encuentra en Arrecife, la capital de la isla.

Concretamente, se encuentra a los pies del Charco de San Ginés, uno de los puntos más bellos y populares de la ciudad.

Su construcción comenzó a finales del siglo XVI, y en esos momentos el proyecto consistía en una pequeña ermita que buscaba dotar a Arrecife de un templo cristiano. La figura actual, y la catalogación de Parroquia, la alcanzó tras varias remodelaciones posteriores.

En honor de San Ginés, santo que da nombre a la Iglesia y patrón de Arrecife, cada 25 de agosto se celebra una procesión popular que recorre las las calles de la ciudad.

San Ginés al detalle

Interiores y exteriores

De interés

Construcción
Siglo XVI
 
Bien de Interés Cultural
Categoría de Monumento
 
Ubicación
Ver Mapa | Cómo llegar
La Iglesia la conforman tres naves techadas a dos aguas, la del Evangelio y la Episcopal, ambas de principios siglo XIX. Su torre principal se construyó, también, a mediados del siglo XIX, tomando como fuente de inspiración la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife.
 
El altar del templo lo preside la imagen de San Ginés y la Virgen del Rosario, así como una representación de Jesucristo crucificado, como es tradición en todo templo católico.
 
El resto del interior de la Iglesia se encuentra embellecido con vidrieras que representan a diferentes Santos, así como por diferentes cuadros de inspiración católica y retazos de roca volcánica que le dan personalidad isleña.