Lanzarote es una isla llena de bellezas naturales, y sus playas no son una excepción.

A lo largo del extenso litoral isleño se suceden playas de todo tipo: de callaos, de arena blanca, de arena rubia, de arena volcánica…, y es que Lanzarote tiene uno de los litorales más bellos de Canarias.

Al norte, pequeñas calas de arena blanca, como Los Caletones de Órzola; en la costa este, playas perfectamente equipadas en las localidades de Costa Teguise y Puerto del Rosario; en la costa occidental, la enorme y espectacular playa de Famara; al sur, las paradisíacas playas del Papagayo. Y mucho más.

Idílicas e ideales. ¡Conócelas y compártelas!

 

Playa del Reducto

Protegida por arrecifes naturales, de arena blanca y sin apenas oleaje.
Ver más

Caleta del Mojón Blanco

De arena blanca y oleaje moderado. Su pequeño tamaño y sus buenas condiciones para el baño hacen de ella una playa muy acogedora.
Ver más

Playa Dorada

Una de las principales playas de Lanzarote. De aguas tranquilas y arena blanca.
Ver más

Playa Flamingo

Una de las playas más populares de Playa Blanca. De arena blanca y aguas turquesas.
Ver más

Las Conchas

Un paraíso dentro del paraíso. Playa virgen y muy solitaria, en la Isla de La Graciosa.
Ver más

Playa Grande

Una de las mejores playas de Lanzarote; de arena, equipada y de aguas tranquilas.
Ver más

Papagayo

Una de las playas más populares de Lanzarote. Al sur de la isla. Virgen, de arena blanca y aguas cristalinas.
Ver más

Playa Mujeres

Playa Mujeres es una de las más populares de las playas del Papagayo. De arena blanca y aguas cristalinas.
Ver más

Playa de Famara

Una de las más espectaculares playas de Lanzarote. Kilómetros de arena rubia bajo imponentes acantilados.
Ver más

Montaña Amarilla

A los pies de la espectacular Montaña Amarilla, de la que toma el nombre. En La Graciosa.
Ver más

Caleta del Congrio

Una de las espectaculares playas vírgenes que conforman las célebres playas de Papagayo, al sur de Lanzarote.
Ver más

San Marcial

Su entorno virgen, arena blanca y aguas turquesas crean una atmósfera paradisíaca.
Ver más