Las precipitaciones en la isla son muy escasas, y se concentran principalmente en los meses de invierno, siendo inexistentes entre los meses de mayo y octubre. Lo más común son lluvias de muy corta duración de tiempo y baja intensidad que no suelen generar acumulación.

Las temperaturas en la isla se mantienen constantes a largo del día y durante la noche, gracias a que el mar modera el clima, y logra que la temperatura media anual en Lanzarote sea de 21ºC.

El mes más frío en la isla es enero, en el cual la temperatura media es de 17ºC, mientras que en el mes más caluroso del año (agosto), la media es de 24ºC. Son temperaturas muy suaves, que en invierno rara vez bajan de los 15ºC y en verano rara vez alcanzan los 30ºC. Un clima ideal.